Te he imaginado tantas veces, que ya casi te reconozco cuando te vea.

En las noches, cuando no estas conmigo, pienso en ti y te envío en el aire mi energía.

Le pido a Dios que mantenga libre tu camino y pronto llegues a mi.

No quisiera morirme, sin antes haber compartido mi vida contigo.

 

 

 

Anuncios